martes, 27 de agosto de 2013

Inskolningen

Calendario a la entrada del jardín anunciando los acontecimientos día por día

Hoy tuvimos el primer día en el jardín/guardería (aún no sé cómo llamarlo). Apenas llegamos y Erik vio niños, muchos niños, se pegó al cuello de Robert como sangũijuela por un buen rato. Decidimos que iríamos R y yo éstos primeros tres días introductorios, después de todo; cuántos días introductorios al jardín de niños se viven en la vida? Y pedimos permiso yo en la escuela y R en el trabajo jijiji.

Después de un buen rato, Erik se atrevió a bajarse de los brazos de su padre a inspeccionar con los ojos un poco, pero se mantuvo alejado del resto de los niños que tampoco le hicieron mucho caso, poco después era turno de hacer una actividad grupal,  pero no hubo manera de que Erik quisiera unirse a ella y fuimos los únicos fuera.
Después llegó la hora de salir al patio de juegos, el clima estaba muy rico así que no hubo necesidad de poner chamarras ni ropas extras. Erik quedó encantado con el arenero gigante lleno de tractores y otros autos y se fué a jugar solo. De tanto en tanto paraba su juego y nos buscaba con la mirada o si no podía ubicarnos comenzaba a llamarme en voz alta.

Estaba viendo a mi niño jugar muy tranquilo cuando vi a un bebé regordete como de un año y meses en la cima de la resbaladilla de qué serán? dos metros y medio, a punto de aventarse solo con su alma, casi me da el ataque pero aunque si estuvo a punto de pegarse en la cabecita, el nene salió bien librado y muy contento. Luego no quería moverse y los demás niños que esperaban su turno tenían intenciones de lanzarse ya así que me tocó ir a recoger al bebé por que ninguna maestra se había dado cuenta.

En ningún momento Erik tuvo intención alguna de interactuar con  nadie. Llegó la cocinera de la escuela a hablar con nosotros sobre las alergias de Erik; hablamos de las ya conocidas y sobre el pescado, le pedimos que no le diera nada de salmón ni atún pero ella aún así no quiso arriesgarse y nos dijo que lo mantendría alejado incluso de los pescados blancos. Me pareció bien en su momento, y quedamos tranquilos.

Después de jugar y llenarse de arena hasta adentro del pañal, se toca una campana y los niños comienzan a meter pelotas, triciclos y demás juguetes en un cobertizo para después dirigirse cada uno a sus cabañas a comer el almuerzo. Falla fatal; No les lavan las manos a los niños después de jugar en la tierra e inmediatamente después les dan de comer. Yo sí se las lavé al mío y voy a pedir que cada que entren del patio se las laven por favor, más si es hora de comer, pero me da media mala espina eso.

A la hora de comer Erik no quiso sentarse mas que en las piernas de R y sin babero claro. Vimos que Erik tenía una cacerolita con su comida marcada y un cartón de leche de arroz en la mesa. El menú del día era pescado empanizado con papas y zanahoria cruda rallada, pero Erik recibió salchicha hervida, papas y jitomate y pepino.  Me asombra la tranquilidad de los niños en la mesa; mi niño por ejemplo no tolera que le corten la comida, a de intentarlo él a toda costa o si no, no come. También quiere servirse solo agua (generalmente medio litro queda sobre la mesa) y embadurnar la mantequilla en el pan (con una bola de mantequilla en una esquina y el resto pelón) mientras los demás niños esperan pacientemente sus turnos, me pregunto cómo le irá una vez estando solo con las maestras... :/
Otra cosa que tampoco me gustó es que no les dieron fruta como postre. En el dagis en el cual estuve haciendo prácticas siempre les daban fruta al finalizar el lunch y aparte de parecerme sano, a Erik que es de comer poquitiiito le caería muy bien. Otra cosa a hablar con las maestras, pero que dudo se pueda cambiar.
Comiendo pepino

Después del lunch es la hora de descanso; para los mas pequeños hay siesta y para los mas grandecitos lectura de cuentos. Hoy no nos tocó quedarnos, pero el día de mañana está planeado intentarlo. Yo no creo que Erik vaya a dormir la verdad, pero en una de esas nos da la sorpresa y ojalá que si por que el está acostumbrado a dormir por dos a veces hasta tres horas después de comer su almuerzo. Si se salta la siesta se pone hiperactivo y súper sensible. Aún estamos afinando como va a quedar el horario y parece que solo sería un día el que le tocaría dormir siesta en el jardín, ya veremos.

Con el fin del almuerzo finalizó nuestro primer día, fueron 3 horas y Erik salió muy contento, con mas confianza que cuando llegó definitivamente.
Mañana nos quedamos por 5 horas, espero que mi nene se vaya soltando más.

4 comentarios:

Tita dijo...

Que emocionante, de verdad que es todo un acontecimento ver a los hijos crecer! ;) espero que todo siga igual de bien en el periodo de adaptación de hijito. Cuántos nenes están es su grupo y cuantas maestras y/o ayudantes tienen los peques por grupo?
Eso de la higiéne esta bien inculcarselas desde chiquitos, ojalá quieran las maestras darle seguimiento a eso. Te cuento que las mías hasta arena del arenero se comían... oy!
Gracias por compartir.

Roze dijo...

Ay mi Bere!!! Mi Amelia empieza el proximo mes con su primera comida y Erikya en su primer dia de clases ahhh como crecen nuestros bebés!!!!!!!!!!!

Suerte con el jardin para los 3 besitos a la pancita!

Banich dijo...

Uff ya primer día en el jardín!!! cómo ha crecido Erik!! buu

Te leo y a momentos me reconozco, aún ahora con mis hijos más grandes jejeje

Si algo he aprendido es que los niños se adaptan muy rápido cuando no estamos a su lado y hay más niños y más adultos que "controlan" la situación, yo he sido y sigo siendo igual de ansiosa que tu respecto a los hábitos de mis hijos y cómo iban a reaccionar frente a un grupo donde no tienen los mismos hábitos, y mucho menos se van a ocupar "exclusivamente" de mi hijo :o(

Por ejemplo, con Cristóbal he quedado a veces muy mal con la maestra en su primer año de jardin xD, mi hijo no come ni manzana, ni kiwi, ni piña, no le gustan los lácteos, no duerme siesta, no le gustan las crepes, es tímido, entre otras cosas pues resulta que en su clase: come productos lácteos, come fruta que en casa NUNCA quiere comer, un día en vez de ir a su clase mi tímido hijo se fue a otra clase donde estaban comiendo CREPES!! cosa que en casa nunca hace, y para rematarlo... por la tarde se sienta en su sillita, se apoya en la mesa y se queda dormido!! o sea... la maestra terminó creyendo que yo estaba loca jajaja los niños te asombran a veces, pero es normal tener ansiedad sobre todo cuando es la primera vez..

Este año los dejaré algunos días en el comedor de la escuela para almorzar y no sabes cómo ya me ando preocupando... si comerán todo, si se quedaran de hambre, si no querran comer, si se pondran a llorar, si les dan cosas que no les gusta.... ufff que stress

Vas a ver que Erik poco a poco se irá adaptando a vivir en "colevtividad" eso si, eso de lavarse las manos antes de comer pienso que si es importante!!! a ver qué te dicen!!

Suerte con el periódo de adaptación!!

Bek dijo...

Tita, son como 18 niños (varía un poco) para 4 profesoras me ha tocado ver.
Como siempre, las maestras buscando que el municipio les apoye mas, y el municipio pensando como recortar gastos, tal vez después de año nuevo haya una maestra menos.
GRacias por los ánimos!


Roze: Aprovecha cada segundo, por que en un abrir de ojos (literalmente) llegará el primer día de escuela de Amelia, el tiempo vuela! y ellos son un amor!


Bani: Me sacaste la carcajada con lo de CRistobal jajajaj seguramente que si pensaron que alucinabas jaja :P gajes del oficio?
Gracias por los ánimos!