viernes, 28 de octubre de 2011

Aprendí

Que una inocente conversación entre una partidaria del "Duérmete niño" y otra más allegada al "Bésame mucho" puede convertirse fácilmente en un caluroso debate.

Es tan riesgoso como hablar de política o de religión.

4 comentarios:

costeñita dijo...

Es riesgoso, mi papá siempre dice "si quieres conservar una amistad no tengas una conversación de religión o politica"...

redactorSEO dijo...

Curioso debate :)
Saludos

Nadia dijo...

creo que sería más intenso, porque los bebés sacan a la trigresa que llevamos dentro.... aveces puede resultar difícil dar un paso atrás y respetar la decisión que hacen otros padres con sus niños.

Con mi primer hijo, una amiga juraba con el de duérmete mi niño, lo leí no me parecían ilógicas algunas cosas, intenté una noche y ahí se acabó la lógica para mi.... no es para mi familia..... Bésame mucho ... :)

todavia dijo...

Muy riesgoso. por eso trato de mantener el blog alejado de lo que hago en FB.