viernes, 17 de diciembre de 2010

Achicopalada

O sea ando alicaída, tristona vaya.
Hoy fué mi último día en el dagis, apenas pienso en ello y me salen las lágrimas desde no sé donde :(

Me pregunto si el ambarazo tendrá algo que ver, estaré hipersensible? nunca creí sentirme así al dejar a "mis" niños, pienso que me voy a perder tantas cosas, que ya no los voy a volver a ver, que la semana que entra ya ni se van a acordar de mi y Tindra ya no andará por las salas llamándome "Nishe" para que le sirva agua.
Es difícil de explicar, tal vez para las demás maestras éstos peques sean un grupo más, ellas han estado ah como 20 años, para mí que nunca he estado cerca de niños, éste grupo es mi primero,son especiales.

Los primeros días me era tan complicado acercarme a ellos, me sentía torpe, boba, qué les iba yo a decir si para empezar ni sabía cómo expresarme en sueco, y luego, son ninos! de qué voy a hablar con ellos?
Si no por que sean niños significa que sean confiados o fáciles! Como cualquier relación, con ellos también tuvo que ser paso a paso, lentamente me fui ganando la confianza primero de unos, luego de otros.
Hoy puedo decir que para mí la mayor gratificación, más que el aprendizaje del sueco, fué recibir besos y abrazos de aquellos que al principio ni me pelaron o se me rebelaron; que yo llegara y ellos corriendo me extendieran sus brazos gritando mi nombre o que terminando la siesta me buscaran a mí para abrazarlos y mecerlos un rato en el sillón mientras les leía cuentos...híjole estoy llorando nada más de acordarme.

Llevé dos pasteles para compartir con ellos una última vez, recibí unos adornos de velas y un dulcero muy bonitos de parte de las otras maestras en mi grupo (unos verdaderos soles por cierto) mis recetas favoritas de parte de la cocinera de la escuela, y besos y abrazos y muestras de ese carino sincero que sólo los niños te pueden dar y yo no conocía y ni sabía que existía. Me traje también dibujos de arcoiris, recortes de revistas de cosas que ellos creían que eran lindas, alguno que otra dibujo de mí con mi cabello café y aún mas :

Las maestras me hicieron un álbum con fotos de todos celebrando el día de Santa Lucía y más atrás un dibujo hecho por cada uno con su fotografía en un esquina. Ni decir que apenas lo abrí me puse a llorar como magdalena :S

Me quedo con hermosos recuerdos, no cabe duda, una experiencia totalmente diferente.
Yo que casi era el grinch de los niños, viéranme ahora, extrañando desde ya a 20 que son ajenos.

7 comentarios:

Sabina Atalaski dijo...

Nanai, como diríamos en Chilito (osea, te hacemos cariños pa que pase la penita).

Un abrazo.

todavia dijo...

No se me achicopale, mi Bere!

Yo creo que no es por tu embarazo sino porque en verdad te gustó el trabajo y el trato con niños, lo cual es bueno porque pronto vas a tener trato con uno de tiempo completo =)

Ya despues vas a volver al trabajo y, quien quita, en un dagis. O en cualquier otra cosa que te haga sentir realizada.

Nishe =)

Colombiana dijo...

Bueno pero tienes la opción de regresar a visitar no??? peroquien no se enamora si mira todo lo especiales que fueron contigo todos, niños, maestras y hasta la cocinera. ànimo bere, pronto viene el tuyo a tus brazos.

Annie dijo...

Llorá un poco, pero después acordate de ellos con una sonrisa, tanta gente que te quiere no es casualidad. Los demás son el reflejo de como es uno.
Y como dice Todavía, quién sabe si no encontraste tu vocacion y podes volver al dagis de la mano de tu hijo :)?
Un abrazote!

Jessy dijo...

Yo creo que son las dos, pero definitivamente es triste despedirse, buuuu
Te mando un abrazo de oso :)

Mar dijo...

Awww es que se ven que son una ternurita todos esos niños, Quien no estaría asi, Pronto lo volveras a ver y luego vendra un nuevo integrante para agrandar el clan :)

Abrazos

**Alma** dijo...

Ánimo peque te estarán esperando y volveran verte ó a caso ¿no piensas regresar?

saludines
**alma**