martes, 13 de diciembre de 2011

Erik crece

Tantas cosas pasan tan rápido con mi chiquito, Robert y yo nos asombramos que ese bebé que trajimos a finales de abril y no hacía mas que dormir ahora sea tan fuerte, tan alegre, tan determinado.

Ya abre los cajones de la cocina si le dejo en su sillita un poco cerca de ellos.

Al querer que suelte algo se agarra con sus deditos como si fueran tentáculos de pulpo y no se de donde saca una fuerza sorprendente, se aferra como si en ello le fuera la vida.

Gatea para atrás como los cangrejos. Me dicen que puede ser que no lo dejo solo en el piso el tiempo suficiente como para que entrene al avance hacia adelante, pero al menos vemos que intenta desplazarse, también rueda y rueda cuando está en la cama.

Ya tiene asomados 6 dientes! Le salieron primero los dos de abajo, luego le comenzaron a salir los de al lado de los colmillos, parecía vampirito, y ahora van saliendo los dos frontales superiores, ninguno le ha salido completo si no que todos van disparejos, se ve muy gracioso.

Lo muerde todo, absolutamente todo lo que llegue a su boca o al alcance de sus manitas, incluyendo su tapete de juegos que ya ha conseguido desarmar.

No le gustan los baberos y se los arranca todo el tiempo.

Puede agarrar la mamila con sus dos manitas...al menos cuando está casi vacía.

Al comer alguna papilla intenta quitarme la cuchara todo el tiempo.

Comenzó a balbucear con ma-ma-ma pero ya lo ha dejado otra vez, ahora sólo dice "ahhhh-ahhh-ahhh"

Se ríe histéricamente por cosas simples como ver un cochecito yendo de un lado al otro.

Estira los bracitos para ser tomado.

Se retorce como culebra cuando le vamos a cambiar el panial, lo que lo vuelve casi que misión imposible.

Mi mamá me mando unos trajecitos que en la etiqueta dicen ser para nenes de 12 meses pero a él apenas le quedan, ya está por dejarlos.

Sólo se pone irritable cuando está muy cansado. Muy irritable.

Nunca falla sacarle una sonrisa cuando se le canta la canción "If you´re happy and you know it clap your hands..."

A veces hace cosas que hacen que Robert y yo nos miremos mutuamente, asombrados y orgullosos aunque no digamos nada.

Mi bebecito crece...

5 comentarios:

Banich dijo...

qué belleza de bebé!!

El tiempo pasa tan rápido con los niños!! son tan hábiles y aprenden tan rápido, parece increíble la capacidad que tienen de hacer saber lo que quieren.

Ay Bere sigue disfrutando al máximo de tu chiquitín!!

Un beso

costeñita dijo...

Tan bello!!! Disfrutalo mucho .... un abrazo...

TERE G. dijo...

Qué bueno y qué lindo pasar por todas estas etapas...

Mar dijo...

Es un bebé hermoso y feliz. Me encanta como cuentas esos avances de tu pequeñito..

Muchos besos para él :)

La Negra dijo...

que emocion!!!! que bueno que tu nene vaya tan bien!! y que tenga buen carácter y creo que es normal que lso bebes empiecen a gatear para atras, ya luego van de frente...